martes, 5 de enero de 2010

Egipto


Este precioso dedal me regaló una querida compañera de estudios, que viajo allá y se acordó de mí.



No hay comentarios: